Temo una relación amorosa entre mi hija y el hijo de mi esposo y quisiera evitar que suceda, aconséjenme.

Tengo 42 años, casada por segunda vez desde hace diez años, tengo una hija de 15 años y mi pareja tiene un varón de 17. Ambos han sido desde pequeños como hermanos, sin embargo, he estado observando cosas que me preocupan. Ellos ya son un par de adolescentes, he visto que cuando mi hija se sienta a la par de su hermanastro se sienta con ropa corta como tratándolo de provocar, se quedan hasta altas horas de la noche ellos solitos y a oscuras en la sala viendo no sé qué cosas y una vez que entré al cuarto del varón ella estaba acostada encima de él abrazándolo.

 

Mi marido dice que son cosas normales, que yo tengo muy sucia la mente y que el amor entre ellos es de hermanos.

 

Por favor aconséjenme, no sé si estaré mal al pensar vulgaridades entre ellos dos y si eso es normal entre hermanastros de distintos sexos.

 

FRANCISCA DE LA ESPERANZA

 

  • Si dos hermanastros no son ni siquiera familia… ¿Que les prohíbe enamorarse y ser felices? ¿Porque las sociedades es tán tonta y juzga sin analizar la realidad de las cosas? ¿Que cuidados deben tener los padres para que dos hermanastros no caigan en una promiscuidad innecesaria?
  • ¿De qué manera fomentar la amistad, hermandad y amor familiar entre dos hijos de diferentes padres? ¿Cuál es la forma correcta de una relación entre hermanos? ¿Cómo evitar que dos adolescentes que se atraen lleguen a dañarse por no saber canalizar su atracción y fomentar la amistad?

Ayudale a Francisca en su caso aquí en QUITATE LA PIYAMA: Temo una relación amorosa entre mi hija y el hijo de mi esposo y quisiera evitar que suceda, aconséjenme.

Comentarios