Con estos métodos tus hijos ya no se marearán cuando van de viaje

Descubre cómo evitar los mareos en los niños al viajar y que el trayecto no se convierta en una auténtica tortura.

CONSEJOS PARA PREVENIR EL MAREO EN LOS NIÑOS

– El niño una vez que empiece el carro a moverse, debe mantener el mayor tiempo posible la vista fija hacia el horizonte.

– Debe evitar el leer, el ver la Tablet o el dibujar ya que dichas actividades favorecen el mareo y que el niño padezca un malestar importante. Si mantiene la vista fija unos minutos y de una manera brusca mira hacia afuera, seguramente se maree.

– El comer de una manera copiosa puede provocar problemas digestivos y un malestar que favorezca el mareo. Si el viaje es largo, es aconsejable que el niño coma de una manera ligera.

– El interior del vehículo debe estar a una temperatura agradable para que el niño se sienta lo más cómodo posible. El exceso de calor hace que la sensación de mareo aparezca mucho antes.

– La conducción por parte del padre o madre debe ser lo más suave posible, acelerones y frenazos bruscos no favorecen para nada el buen estado del niño y hace que se maree con mayor facilidad.

– Si a pesar de todos estos consejos, el menor termina por marearse, es bueno abrir todas las ventanillas para que entre el mayor aire del exterior posible. Si hiciera falta, habría que parar durante unos minutos para que el menor pudiera salir del coche y pasear para recuperarse. En el caso de los fármacos hay que evitarlos y sólo acudir a los mismos en caso de urgente necesidad. Antes de administrarlos, es aconsejable el acudir al pediatra para que recete los que él considere oportunos. El problema de dichos fármacos es que suelen tener numerosos efectos secundarios y en algunos casos suele empeorar el estado del pequeño.

– Es bueno llevar bolsas en el coche para el caso de que el pequeño vomite y evitar que pueda manchar el coche. Si el menor es muy propenso a los mareos en los viajes, es aconsejable el llevar una muda de ropa por si llega a vomitar en el interior del coche.

Son muchos los niños que se marean a la hora de hacer un viaje ya sea en tren, coche o barco. Para estos casos lo mejor es seguir todos los consejos anteriores e intentar tener un viaje placentero. En la mayoría de los casos, dichos mareos se suelen pasar con el transcurso de los años y en la adolescencia ya no suelen mostrar mareos a la hora de viajar.

Loading...

Comentarios

Close