Multa récord para Google de 5.000 millones de dólares por caso Android

La multa es casi el doble de la anterior sanción.

BRUSELAS (Reuters) – Las autoridades de regulación de la Unión Europea impusieron el miércoles a Google una multa antimonopolio récord de 4.343 millones de euros (5.000 millones de dólares) por utilizar su sistema operativo móvil Android para expulsar del mercado a sus rivales.

La multa es casi el doble de la anterior sanción récord de 2.400 millones de euros impuesta a la compañía de tecnología estadounidense el año pasado por su servicio de búsqueda de compras online.

El monto representa poco más de dos semanas de ingresos para la matriz de Google GOOGL.O, Alphabet Inc., y apenas afectaría sus reservas de efectivo de 102.900 millones de dólares, pero podría sumarse a la guerra comercial que se está gestando entre Bruselas y Washington.

Google dijo que apelaría la multa. La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, ordenó a Google que ponga fin a las prácticas anticompetitivas en sus acuerdos contractuales con fabricantes de teléfonos avanzados y proveedores de telecomunicaciones en un plazo de 90 días bajo la amenaza de enfrentarse a sanciones adicionales de hasta el 5 por ciento de la facturación diaria media mundial de Alphabet.

“Google ha utilizado Android como vehículo para consolidar el dominio de su motor de búsqueda. Estas prácticas han privado a sus competidores de la posibilidad de innovar y competir en función de sus méritos. Han impedido a los consumidores europeos beneficiarse de una competencia efectiva en un ámbito tan importante como el teléfono móvil”, dijo en un comunicado.

El sistema operativo Android está presente en alrededor del 80 por ciento de los teléfonos avanzados del mundo, según la firma de investigación de mercado Strategy Analytics, y éste es el más importante de un trío de casos antimonopolio contra Google.

Un tercer caso, que aún no ha concluido, está relacionado con el producto AdSense de Google. Las autoridades de competencia han dicho que la compañía estadounidense impidió que terceros que usan su producto muestren anuncios de búsqueda de la competencia de Google.

Algunos de los principales fabricantes de dispositivos con Android, como Samsung Electronics Co, Sony Corp, Lenovo Group Ltd y TCL Corp, no quisieron realizar comentarios sobre el caso de la UE.

 

Comentarios