Razones por las que no lubricás bien

El cuerpo de la mujer produce un lubricante natural que ayuda a que el sexo sea más placentero.

 

 

 

 

 

1-     Necesitas más preliminares

La explicación más sencilla, para la insuficiencia de lubricación en una mujer a la hora del sexo, es la falta de preliminares. En general, antes de la penetración, las mujeres necesitan cierto tiempo para estimularse, para sentirse realmente excitadas. Esto puede ser algo complicado de entender para los hombres, que a menudo están preparados para el sexo sin ningún tipo de juego previo.

El problema con los preliminares es que muchas mujeres se sienten mal por no poder estar excitadas instantáneamente. Por ello, no le piden a su pareja que las estimule, y por el contrario deciden callarse y se culpan a sí mismas por no lubricar adecuadamente.

¿La solución? Date cuenta de que los preliminares deberían tratarse de algo placentero, con lo que disfrutéis los dos. Encuentra nuevas maneras de jugar con tu pareja y pídele que te estimule como a ti te gusta. Al fin y al cabo, lo importante es que los dos estéis satisfechos con vuestra vida sexual.

 

2- Tu cuerpo produce poca lubricación natural

La segunda posible respuesta a la pregunta de ¿Cuáles son las razones por las que no lubrico bien? tiene más que ver con las diferencias individuales de cada mujer. Debido a diferentes factores, algunas mujeres no producen una gran cantidad de lubricación de forma natural, a pesar de estar muy excitadas.

Esto, que puede parecer un gran problema en principio, no tiene por qué serlo en absoluto. Gracias a los lubricantes íntimos es posible disfrutar perfectamente de tus relaciones sexuales, incluso si tu cuerpo no produce suficiente lubricación por sí solo.

De hecho, muchos expertos recomiendan el uso de lubricantes íntimos aunque ya estés suficientemente lubricada. Esto serviría tanto para evitar posibles irritaciones durante los encuentros sexuales, como para aumentar el placer conseguido en los mismos.

 

3-     Padeces una disfunción sexual

A pesar de que las disfunciones sexuales más conocidas son las que sufren los hombres (como la disfunción eréctil o la eyaculación precoz), las mujeres también pueden padecer algunas de ellas. Si crees que no estás suficientemente lubricada, y sientes bastante dolor al tener sexo, puede que este sea tu caso.

La más conocida es el vaginismo: una condición sexual en la que la mujer es incapaz de relajar los músculos de la vagina. De esta forma, aunque exista suficiente lubricación de forma natural, la penetración será imposible, ya que el conducto vaginal estará muy cerrado.

La buena noticia es que el vaginismo se puede curar. Una visita a un sexólogo debería indicarte cuál es la dirección correcta a seguir si sospechas que este puede ser tu caso.

 

4-     Estás experimentando falta de concordancia

Uno de los fenómenos más curiosos de la sexualidad humana, y la cuarta respuesta posible a la pregunta ¿Cuáles son las razones por las que no lubrico bien?, es la falta de concordancia genital. Este concepto, introducido por Emily Nagoski en su libro Come As You Are, se refiere a las ocasiones en las que nuestro cerebro y nuestro cuerpo no están alineados durante el sexo.

¿Alguna vez has estado con un hombre que parecía muy excitado, pero que no podía tener una erección? O bien, ¿te has sentido excitada en una situación en la que no había nada estimulante? Ambos son casos de falta de concordancia genital.

En el caso de la lubricación es posible que tu cerebro se encuentre excitado, pero tu cuerpo no. Si este es el problema, no hay nada de qué preocuparse: se trata de algo totalmente normal, según la autora. La solución, al igual que en el punto dos, pasa por utilizar lubricante íntimo, de forma que puedas disfrutar del sexo sin problemas.

Fuente: mejorconsalud

Comentarios