En Vivo >>

Técnicas para dormir mejor

 

 

1.     Cená, al menos, 2 horas antes de irte a dormir

Parece una tontería y, muchas veces, solemos irnos a la cama recién cenados. No obstante, esto no es saludable para nuestra higiene del sueño. ¿Cuántas veces hemos ido a la cama con el estómago lleno y hemos estado dando vueltas sin poder conciliar el sueño?

Esta situación nos hace sentir incómodos, aumenta nuestro estrés y ansiedad (sobre todo si nos tenemos que levantar temprano) y evita que descansemos de manera adecuada. El resultado es que no dormimos bien y que nos levantamos cansados y de muy mal humor.

La clave se encuentra en cenar al menos dos horas antes de irnos a la cama. Si, además, somos personas que tendemos a tener digestiones pesadas, es importante que no cenemos de forma copiosa. Una sopa, una pechuga con verduras o una crema ligera serán suficientes.

 

2. Intentá dormir siempre a la misma hora

Otra de las técnicas para dormir mejor es irnos a la cama siempre a la misma hora. Puede que algún día nos veamos obligados a ir más tarde. No obstante, por lo general, intentemos que sean minutos los que marquen la diferencia en nuestro momento de ir a dormir y no las horas.

El motivo está en que las personas nos regimos por los hábitos. Así, si acostumbramos al cuerpo a dormir a una hora específica, este se preparará de manera adecuada para descansar como necesita.

De esta forma, aprovecharemos mejor las horas de sueño y tendremos una rutina para acostarnos y levantarnos muy saludable.

 

3.     Cuidá lo que hacés antes de dormir

¿Qué solemos hacer antes de dormir? Quizás ver la televisión o leer un libro. Estas actividades, aunque en ocasiones nos den sueño, hacen que nuestro cuerpo se mantenga despierto. Así, este no se prepara adecuadamente para dormir.

Antes de irnos a la cama sería importante pasar tiempo en silencio, quizás organizando la ropa para mañana, encendiendo unas velas, tomando un baño relajante o meditando. Es un momento que deberíamos dedicar a nuestra tranquilidad para así hacer que el cuerpo se vaya preparando para descansar plácidamente.

4. El ejercicio favorece un mejor descanso

Otra de las técnicas para dormir mejor consiste en realizar algo de ejercicio antes de cenar o, incluso, después de la cena. Aunque muchas personas hagan ejercicio por la mañana porque les sienta mejor, un paseo antes o después de cenar será muy beneficioso. No solo favorecerá la digestión, sino que agotará un poco al cuerpo para que luego se relaje y descanse mejor.

El hecho de caminar un poco rápido para que el cuerpo se active, sumado a la tranquilidad de la noche, el sonido de los grillos si vivimos en el campo y el silencio y la tranquilidad que se respiran durante estas horas, será muy placentero. Pero, sobre todo, ayudará al cuerpo a prepararse para dormir.

Fuente: mejorconsalud

acerca del autor

Noticia Anterior Tu bebé responde a las caricias de tu vientre
Noticia Siguiente Trucos para limpiar ventanas

comentarios