En Vivo >>

Cómo eliminar el sarro del baño de manera natural

 

 

1. Bicarbonato y vinagre o jugo de limón

·        Mojá una esponja y agregále bicarbonato de sodio.

·        Pasála por las superficies sucias hasta quitar el sarro.

·        Enjuagá la esponja y vuelve a repasar para remover el bicarbonato.

·        Para quitar las manchas en los bordes del grifo, rociá vinagre o zumo de limón natural sobre una tira de papel de toalla.

·        Envolvé la superficie manchada con el papel y déjala toda la noche.

·        A la mañana siguiente, remové las manchas que queden con una esponja.

·        Podés utilizar este mismo procedimiento para los azulejos.

 

2. Limpiar el inodoro con vinagre

El inodoro es la parte del baño que más presencia de bacterias presenta. Por eso, es importante limpiarlo con regularidad para prevenir el contagio de todo tipo de enfermedades que ellas pueden causar.

Si querés eliminar el sarro del baño y, específicamente de tu inodoro, aquí te dejamos un método efectivo. Nuevamente, usaremos al principio jugo de limón o vinagre, dadas sus propiedades ya detalladas.

Hay quienes drenan el agua del inodoro para que el efecto de estos líquidos sea mayor; no obstante, esto no es obligatorio. Debés aplicar alguno de estos elementos y dejar reposar unas horas.

Luego, si las manchas están muy adheridas, podés fregar con un papel de lija de agua o un trapo. También es posible que necesités reaplicar y repetir el proceso.

En caso de que esto no funcionara, recurre a la piedra pómez. Esta te permitirá remover las manchas del inodoro. Sin embargo, no debés usarla seca, ya que podrías romper la porcelana. Refregá la superficie del inodoro con paciencia y listo, problema resuelto.

 

3. Limpiar el inodoro con bebida de cola

Aunque suene increíble, también podés limpiar tu inodoro con una lata de bebida de cola. Si pretendés intentarlo, seguí estas instrucciones:

·        Tirá la cadena para que el agua quede lo más limpia posible.

·        Rociá la lata en el inodoro y dejálo reposar por media hora.

·        Luego, limpiá con un cepillo para restregar una o dos veces, jalando la cadena de tanto en tanto hasta que el agua quede blanca.

 

4. Quitar el sarro de los espejos

·        Los espejos del baño pueden salpicarse y, como consecuencia de ello, mancharse con sarro. Sin embargo, removerlo es bastante sencillo.

·        Solo tenés que diluir vinagre en agua (la proporción es una parte de vinagre por cada cuatro de agua) y rociarlo sobre los espejos. Luego, pasále un trapo y listo, las manchas blancas habrán desaparecido.

·        Para prevenir el sarro. Así como es importante quitarlo, también podés prevenir la aparición del sarro en tus grifos y azulejos. Lo podés lograr instalando filtros que eliminen los minerales del agua y limpiando tu baño diariamente —con un minuto basta— para que no se acumule sarro en ningún lado.

Fuente: mejorconsalud

acerca del autor

Noticia Anterior Lugares para viajar en pareja
Noticia Siguiente Consejos para educar a tus hijos

comentarios