En Vivo >>

Una mujer que se respeta jamás ruega por amor

 

 

 

 

El mundo cambia cuando aprendés a ver que hombres hay muchos, pero dignidad solo una.

Querida, si tenés que rogarle para que se quede, significa que hace tiempo que se fue y no te habías dado cuenta, o quizá sí, pero no querías aceptarlo.

Una mujer que se respeta comprende que en esta vida nadie es indispensable y que, si tiene que pedir de rodillas amor y atención, entonces ese amor es sólo una apariencia maliciosa.

A veces el corazón nos hace malas jugadas y llega a confundirnos, nos hace pensar que necesitamos a esa persona como si la vida dependiera de ello y hay quienes llegan hasta los extremos de rogar para no ser abandonadas.

No voy a juzgarlo, las mujeres a veces somos débiles de corazón, pero lo importante no es el error sino el aprendizaje. Podés quebrarte una vez y aferrarte a lo imposible, pero tarde o temprano tenés que aprender a dejar ir lo que te daña.

Una mujer que tiene suficiente amor propio comprende que nadie tiene derecho a hacerle sentir menospreciada e inferior. Si él no quiere estar con vos, pues bien, que se VAYA, que hombres hay muchos, pero dignidad solo una.

Y es que es muy importante entender, así con señas y puntos, que las personas vienen y van, pero que el recuerdo de la humillación se queda para siempre en la mente y en el alma.

De qué sirve exigirle a alguien afecto y saber que el sentimiento mutuo es solo una mentira, una obligación molesta, que el amor no es amor sino lástima. No sé vos, pero YO no pienso ser burla de nadie, así que prefiero retirarme cuando aún es posible.

Fuente: Soycarmin

acerca del autor

Noticia Anterior ¿Por qué nos ponemos rojos?
Noticia Siguiente Lo que siente el feto cuando mamá está triste o llora

comentarios