En Vivo >>

Lugares del cuerpo que vale la pena masajear

 

 

Cuando pensamos en un masaje automáticamente se nos viene a la mente quitar los nudos y contracturas de la espalda y los hombros. Sin embargo, podemos disfrutar de todos los beneficios de un masaje si lo practicamos en las zonas adecuadas.

Eliminar el tan conocido estrés, reducir los dolores posturales, quitar la ansiedad o incluso disminuir la acumulación de líquidos, estas son solo algunas de las ventajas de los masajes.

Presta mucha atención a estos seis puntos donde sí o sí se deben masajear:

1. Coronilla:
Más de la mitad de las personas en Occidente afirma estar muy cansado cuando termina la jornada laboral.

Un masaje en la cabeza (más precisamente, en la coronilla) produce una sensación más que agradable porque relaja los músculos del cráneo al mismo tiempo que activa la circulación sanguínea.

2. Rostro:
No solo sirve para vernos más jóvenes porque tensa la piel sino que, además, nos ayuda a relajarnos. Si tienes mucho estrés o estás ansioso te recomendamos este tipo de masaje.

También nos puede ser útil para terminar con el cansancio diario y para un momento de preocupación o tensión.

3. Cráneo:
Ya te hemos dicho que masajear la coronilla es más que beneficioso para la salud. No obstante, no es la única parte de la cabeza donde podríamos trabajar para sentirnos de maravillas.

Además, si tenemos en cuenta que el estrés acumulado genera problemas de salud y provoca depresión, vale la pena hacer algo para reducirlo.

Un masaje en la parte alta de la cabeza (entre el entrecejo y la coronilla) es ideal para aquellos que tienen que pensar mucho en sus trabajos.

También es perfecto antes de rendir un examen o en empleos que requieran demasiada concentración y pasar horas frente a la pantalla del ordenador.

Sirve para liberar las tensiones, aliviar el mal humor y mejorar el sueño.

4. Oreja:
Se trata de una técnica como pocas para conseguir la tan ansiada relajación. ¿Sabías que una de las causas de estrés es el ruido que oímos a diario si vivimos en una gran ciudad?

Las bocinas, los gritos e incluso la música fuerte escuchada con auriculares nos provoca cansancio y ansiedad adicionales a los problemas.

En cambio el silencio tranquiliza la mente, evita los pensamientos negativos y reduce el gasto energético cerebral. Así, es más fácil dormir por las noches o pensar en cosas buenas.

El masaje se ha de realizar por detrás de las orejas, con movimientos circulares y luego moviendo el lóbulo en sentido de las agujas del reloj.

5. Yema de los dedos:
No solemos hacerle masajes a los dedos a menos que nos duelan. ¡Y ese es un fatal error! Si bien las yemas son los lugares más resistentes que tenemos en el cuerpo también son sensibles y necesitan atención y cuidado.

Están repletas de terminaciones nerviosas que han de ser relajadas mediante una técnica de presión. Ideal para los que trabajan todo el día con el teclado.

6. Glúteos:
Es una de las zonas más olvidadas ya que los masajes “llegan”” hasta los muslos o hasta el coxis. No solo son placenteros, sino que también ayudan a evitar ciertas molestias por estar demasiadas horas sentados.

 

 

Fuente: mejorconsalud

 

 

acerca del autor

Noticia Anterior Remedio casero de chocolate para la celulitis
Noticia Siguiente Remedios caseros para controlar la fiebre

comentarios