En Vivo >>

Técnicas para facilitar el trabajo de parto

 

 

 

 

·        Si estás echada, levantáte. Caminar y moverte puede acelerar las contracciones.

·        Cambiá de posición todas las veces que sintás que lo necesitás. Mientras lo hacés, mantené una respiración profunda y rítmica.

·        Ve al baño y orina. Una vejiga llena obstaculiza el canal de parto.

·        Date un baño de agua caliente o sumergíte en una bañera de parto.

·        Tené un momento a solas con tu pareja. Apagá o suavizá las luces y acurrúquense un rato.

·        Un masaje suave de tu pareja en tus pechos ayuda a tu cuerpo a producir oxitocina. También, puede masajear la parte baja de la espalda.

·        Pedíle a tu médico o partera las explicaciones que necesités sobre lo que está ocurriendo. Sentirte involucrada y en control de la situación te ayuda a disminuir la ansiedad y el miedo.

 

¿Qué posiciones pueden facilitar el trabajo de parto?

·        Acostáte de lado con una almohada entre las piernas. Esta posición es buena para estimular la circulación hacia las piernas y la zona lumbar. Hacélo hacia el lado izquierdo para que llegue más sangre a la placenta.

·        Arrodilláte sobre la cama y apoyáte sobre un cojín. Abrí las rodillas y uní los dedos de los pies, lo más que podás.

·        Poné las rodillas y las manos sobre el piso. Balanceáte lentamente de atrás hacia adelante y, si podés, hacé círculos con tus caderas. Esto ayuda a dilatar más rápido y a atenuar los dolores.

·        Sentáte en una silla mirando hacia el espaldar. De esta manera, aliviás el peso sobre los riñones, disminuyís la presión del bebé sobre la pelvis y relajás los hombros y las cervicales.

·        Si tu bebé está espalda contra espalda, podés hacer estocadas. De esta forma, toma una mejor posición.

Fuente: mejorconsalud

acerca del autor

Noticia Anterior Bailar puede revertir los síntomas de envejecimiento del cerebro
Noticia Siguiente Aprendé a eliminar los callos de forma efectiva

comentarios