En Vivo >>

Científicos afirman que un asteroide se acercará a la Tierra

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hace unos años, concretamente la noche de Halloween de 2015, un asteroide llamado TB145 pasó relativamente cerca de nosotros, a únicamente 486.000 kilómetros de distancia, 1.3 veces lo que nos separa de la Luna. El objeto había sido descubierto unas semanas antes, el 10 de octubre, por medio del telescopio Pan-STARRS de Hawaii. Sin embargo, el hecho de que se acercara mucho más a nuestro planeta esa misma noche, además de poseer cierta similitud con una calavera, hizo que fuera conocido como “el asteroide de Halloween”.

Diferentes equipos de astrónomos apuntaron sus instrumentos hacia TB145, incluida la NASA, que lo capturó utilizando los radiotelescopios de Green Bank y Arecibo. En algunas de las imágenes registradas por este último, el asteroide giratorio adoptaba a veces la forma de un cráneo humano debido a las condiciones de iluminación en momentos determinados durante su rotación. Científicos europeos, incluido el investigador Pablo Santos-Sanz, del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC), también organizaron campañas de observación del objeto para descubrir sus características, publicando los resultados en la revista Astronomy & Astrophysics.

Se trata de un asteroide cercano a la Tierra tipo Apollo (NEA)”, explicó Santos-Sanz a SINC. “La proximidad de este pequeño objeto significaba un mayor brillo, por lo que decidimos estudiarlo utilizando varias técnicas de observación: por un lado, telescopios ópticos del Observatorio de Sierra Nevada en Granada, el Observatorio de Calar Alto en Almería, y el Observatorio La Hita en Toledo; y, por otro, lo analizamos con infrarrojos empleando el instrumento VISIR Very Large Telescope (VLT) en el Observatorio Europeo Austral (ESO) en Cerro Paranal, Chile”.

La reflectividad o albedo de la superficie de este asteroide es de aproximadamente 5-6%, lo que significa que refleja aproximadamente ese porcentaje de luz solar. “Esto indica que es muy, muy oscuro, solo un poco más reflectante que el carbón”, explicó el astrofísico español. Los investigadores están ahora recopilando más datos para la próxima vez que se acerque a nuestro planeta, hecho que ocurrirá en noviembre de 2018, aunque se cree que a una distancia más lejana que la anterior. “Aunque este enfoque no será tan favorable, podremos obtener nuevos datos que podrían ayudar a mejorar nuestro conocimiento de esta y otras masas similares que se acercan a la Tierra”.

Fuente: paraloscuriosos

acerca del autor

Noticia Anterior Detienen a mujer loca por acosar a su exnovio
Noticia Siguiente ¡Pareja contrae matrimonio en un basurero!

comentarios