En Vivo >>

¿No es reconocido tu arduo trabajo como ama de casa?

 

 

 

 

Ser ama de casa. El eterno trabajo no reconocido, no remunerado e históricamente olvidado. Te ofrecemos una visión más cercana sobre esta importantísima profesión.

¿Eres ama de casa? ¿Has decidido cuidar y gestionar tu hogar mientras tu pareja

 

Historia de la ama de casa

Históricamente, las mujeres han sido las encargadas de quedarse en el hogar familiar y hacerse cargo del mismo. Limpiar, comprar, cocinar y cuidar a los niños eran algunas de las labores asignadas a quienes no trabajaban fuera de la casa.

En épocas prehistóricas, los hombres, debido probablemente a su envergadura y fuerza física, estaban más predispuestos a tareas como caza o lucha. Mientras que las mujeres se quedaban para labores de agricultura y recolección.

Estas labores que desempeñaban las mujeres estaban limitadas al área donde se hacía vida y no implicaban quizás tanto esfuerzo físico como la caza o, por supuesto, la lucha.

Pero de aquella división de tareas, elegidas de forma inteligente para la supervivencia, se desprendió la consideración de que la mujer era perfecta para quedarse en la casa.

El avance social ha permitido que la figura de ama de casa sea solo la denominación genérica que se le da a una profesión. Hombres y mujeres del siglo XXI deciden “hacerse cargo” del hogar, siendo auténticas amas de casa.

Significado y funciones de la ama de casa

Si nos salimos de lo convencional, ser ama de casa implica ser el dueño o dueña de la misma. El ama de casa se encarga de mantener el equilibrio en el hogar. No es sólo cocinar, o limpiar, o comprar, sino conocer al detalle todo lo relacionado con la casa familiar.

En el caso de tener hijos, el ama de casa se ha encargado tradicionalmente del cuidado de los mismos. Esto no significa abandono por parte del otro, sino mayor implicación en las tareas cotidianas con ellos.

 

La limpieza y mantenimiento del hogar, la cocina y la provisión de todo lo necesario para la casa también parecer formar parte de las funciones del ama de casa. Lo que está claro es que ser ama de casa implica ser, de algún modo, dueña o dueño de la misma.

 

Elijo ser ama de casa

Pero, ¿por qué alguien elegiría ser ama de casa? A continuación, te comentamos cuáles pueden ser las principales razones:

La dificultad del mercado laboral deriva en la casi obligación de hacerse cargo de la casa.

Los componentes de la familia deciden que es mejor que uno de ellos se quede trabajando en el hogar familiar.

A la hora de la crianza de los hijos, se decide que uno se mantenga todo el tiempo posible a disposición de los hijos.

Resulta práctico a la hora de cualquier imprevisto, ya que el horario de un ama de casa está marcado por él o ella misma.

La gestión completa de un hogar es un aprendizaje multidisciplinar: contabilidad, química de productos de limpieza, arte culinaria…

En cualquier momento, este trabajo se puede dejar: sin contratos, sin preavisos.

Es una opción tan válida y buena como otra cualquiera elegida desde la responsabilidad, la madurez y la libertad.

La elección de ama de casa como profesión es arriesgada, y difícil en los tiempos actuales. Se considera que las personas deben autor realizarse a través de una carrera profesional, o un “buen puesto” de trabajo.

Fuente: eresmama

acerca del autor

Noticia Anterior Mi pareja trabaja demasiado y no me hace caso
Noticia Siguiente Jamás debés renunciar a vos

comentarios