En Vivo >>

Sexo lésbico por primera vez

 

 

 

TU PRIMERA VEZ COMO LESBIANA: RELAJARSE E IR PASO A PASO

Cuando tenemos relaciones sexuales por primera vez, o si es nuestra primera experiencia homosexual, no debemos dejarnos dominar por los nervios. Por eso, es muy importante dedicar tiempo a los preliminares. Antes de ir directamente a la vagina, debemos poner nuestra atención en el resto del cuerpo y en el lugar donde nace todo el placer: nuestra mente. Los besos, abrazos, caricias, olerse, lamerse, explorarse, etc. Son una parte esencial de hacer el amor, para relajarnos y tener más confianza en nosotras mismas. Y, claro está, es básico de cara a la excitación. En el sexo pasamos por varias fases: deseo, excitación, meseta, orgasmo y resolución. El deseo no es suficiente si no alcanzamos la excitación, y por ello necesitamos buscarla mediante estas prácticas previas si queremos disfrutar al máximo.

 

APRENDER A ESTIMULAR SEXUALMENTE A OTRA MUJER

Entre mujeres resulta más sencillo aprender a hacer cosas que le gusten a tu compañera, porque vos también las has experimentado. Pero por ello es muy importante conocerte bien a vos misma: tu anatomía, tu vagina, tu vulva, las sensaciones que más te gustan... No a todas las chicas, lesbianas o no, les gustan las mismas prácticas sexuales, pero te será más sencillo explorar si tenés práctica con vos misma. Esto resulta de interés de cara a estimular el clítoris de otra mujer, por ejemplo, en varones es más complicado porque cuando lo hacen por primera vez quizá ni siquiera sepan dónde está, y las chicas lo van aprendiendo a medida que exploran su propia sexualidad, o si previamente han leído y aprendido sobre la anatomía femenina.

 

EL ORGASMO, NO SIEMPRE NECESARIO

Al ser la primera vez, no es necesario que intenten practicar sexo oral, o al menos si alguna de las dos mujeres nunca ha hecho un cunnilingus. Lo importante es perder los nervios, probar, practicar, conocerse mutuamente y disfrutar. El orgasmo tampoco es el objetivo, ni debemos pensar que las lesbianas lo alcanzan más fácil, así que, si ves que te cuesta tener un orgasmo, puedes o masturbarte para llegar "como sólo tú sabes", o simplemente dejarlo pasar. Has tenido una experiencia extraordinaria con una chica que te gusta, has probado el sexo por primera vez y has obtenido placer, ¿para qué pedir más? En el futuro ya tendrás un orgasmo, lo importante es que las dos estéis cómodas mutuamente y hayáis disfrutado.

 

Fuente: Bekia

acerca del autor

Noticia Anterior Sexo en la oficina: pros y contras de esta fantasía con la que todos hemos soñado
Noticia Siguiente Los beneficios de la masturbación

comentarios