En Vivo >>

Combatí la celulitis de las piernas y glúteos con estos ejercicios

 

 

 

 

1.     Patada hacia arriba

Con este ejercicio de fortalecimiento y tonificación podrás disminuir el aspecto de la celulitis en los glúteos y los muslos.

Es ideal para promover la buena circulación en la zona inferior del cuerpo y, por si fuera poco, ayuda a relajar la espalda baja.

 

¿Cómo hacerlo?

·        Ponete boca abajo sobre una colchoneta, apoyandote con los antebrazos y las rodillas (en cuatro apoyos).

·        Asegurate de que los codos queden justo debajo de los hombros y la espalda alineada.

·        Luego, levantá una de las piernas en dirección al techo, flexionando ligeramente la rodilla.

·        Bajá la pierna estirada y volvé a levantarla.

·        Realizá 15 repeticiones con cada pierna.

·        Completa 3 series.

 

2. Patada abductores

Esta actividad pondrá a prueba tu equilibrio y fuerza física. Además, al hacerlo podrás tonificar los músculos de las piernas y los glúteos, minimizando la flacidez y el aspecto de “piel de naranja”.

 

¿Cómo hacerlo?

·        Acostate en la colchoneta o tapete, apoyándote sobre el costado derecho, con las piernas estiradas, una encima de la otra.

·        Sostené tu cuello con la mano derecha y usa la otra mano como apoyo en el suelo para mantener el equilibrio.

·        A continuación, levantá la pierna izquierda tan alto como podás, con un movimiento lento.

·        Regresala hacia la posición inicial y, sin tocar la pierna de apoyo, realizá 15 o 20 repeticiones.

·        Una vez lo completés, cambiá el cuerpo hacia el lado contrario y hacé las mismas repeticiones.

·        Hacé 2 o 3 series.

 

3.     Puente

El puente es un ejercicio de fortalecimiento que trabaja los abductores y los glúteos. Es ideal para reafirmar los músculos y, adicionalmente, disminuye el aspecto “ahuecado” tanto en las nalgas como en los muslos.

 

¿Cómo hacerlo?

Acostate boca arriba sobre tu colchoneta de ejercicios, con las rodillas flexionadas, los pies apoyados del suelo y las manos a los costados del cuerpo.

·        A continuación, contraé los glúteos tanto como podás, apretá el abdomen y levantá la pelvis en dirección al techo.

·        Sostené la postura durante 3 segundos y desciende.

·        Realizá 3 series de 15 repeticiones.

acerca del autor

Noticia Anterior Cinco cosas que nunca debés tolerar en tu relación de pareja
Noticia Siguiente Mitos sobre la gripe

comentarios