En Vivo >>

Qué hacer cuando el amor se acaba

 

Por eso, debemos de saber qué hacer cuando el amor llega a su fin. Las relaciones amorosas pueden pasar por muchas fases y enfrentarse a toda una serie de vicisitudes que pueden acabar con ellas o, el caso contrario, hacerlas más robustas. En la mayor parte de los casos siempre hay algo a lo que agarrarse para continuar y lo principal es la existencia del amor que se profesa la pareja. Es ese amor lo que es capaz de superar toda clase de problemas. Las cosas se complican cuando se acaba el amor.

 

¿CÓMO SABER QUE SE ACABÓ?

No siempre el amor es para toda la vida. Incluso existen estudios que aseguran que el amor real en una pareja dura cuatro años y a partir de ahí recurren a diferentes cosas para incentivar su relación. Primero suele ser la boda, luego los hijos y así, poco a poco, están cubriendo los huecos que les dejarían ver que se acabó.

Evidentemente, esto no es ninguna ciencia exacta y si cada persona es un mundo imaginate lo diferentes que son las parejas entre sí. Lo que está claro es que el amor loco y el sexo apasionado de los primeros momentos de una relación se va transformando con el paso del tiempo y en ocasiones se acerca más a la amistad y la camaradería.

En ocasiones, esto se evidencia de manera notable cuando descubrimos que empezamos a tener sentimientos similares por otras personas y deseamos practicar sexo con ellas en vez de con nuestra pareja. La llegada de terceras personas no es siempre buscada de manera intencionada. Puede darse el caso de que la anterior relación estuviera muerta y sus integrantes no se dieran cuenta hasta entonces.

 

LA RUTINA EN LAS RELACIONES DE MUCHOS AÑOS

El amor se puede acabar en relaciones más o menos cortas y también en aquellas largas. En este último caso me refiero a los habituales matrimonios -o parejas sin más- que llevan décadas juntos. Han pasado su juventud unidos, han tenido hijos, estos han crecido, se han ido de casa... Y llega un día en el que miran a la otra persona y se preguntan si aún existe amor, incluso si lo conocen siquiera.

El mero hecho de preguntártelo ya nos da pistas de que algo no marcha bien en la relación. Puede ser que lo hayás asentado en una rutina y que necesités un poco de interés para recuperarlo. Pero también puede darse el caso de que la persona de la que te enamoraste no es la misma que tenés ahora a tu lado.

 

¿EL DIVORCIO ES LA SOLUCIÓN?

Si no querés a una persona ¿Tiene sentido estar con ella? La respuesta lógica y que la mayor parte de nosotros daríamos es no. Sin embargo, hay ocasiones cuando la relación ya lleva varias décadas, en que se haya ido el amor como lo conocimos, pero siga existiendo otro tipo de amor y cariño.

Llegada a una edad es difícil plantearse dar el paso del divorcio para vivir sin tu pareja. Puede que tampoco tengás intención de rehacer tu vida. Viéndolo desde ese punto de vista: ¿Merece la pena perder a un compañero? Viéndolo desde esa manera no parece raro pensar que se puede seguir con esa pareja cuando no exista el amor que hubo antaño.

Fuente: Bekia

 

acerca del autor

Noticia Anterior Claves para revivir la chispa del amor
Noticia Siguiente Planes para la pedida de mano más romántica

comentarios