En Vivo >>

Tres practicas del sadomasoquismo


(Imagen: AdictaMente)


Y es que de acuerdo con un estudio de la Tilburg University, las personas que participan en el sadomasoquismo o BDSM tienen mejor salud mental que quienes no lo practican.

Hacer del dolor un placer
Si quieres iniciarte en el sadomasoquismo, te compartimos las prácticas esenciales, con base en la información de Sylvia de Béjar, experta en sexualidad humana autora de “Tu sexo es tuyo”.
 
1. Privación sensorial
No ver ni oír aumenta las sensaciones corporales. Solo debes colocarte una venda y audífonos con tu música favorita, mientras tu pareja acaricia todo tu cuerpo y guía el acto hasta llegar al orgasmo. 
 
2. Inmovilización
No es necesario infringir dolor, cuando eres “novata o novato” basta con generar la sensación de no poder liberarte. Con la herramienta de tu elección: cinturón, corbata, esposas, permite que tu pareja amarre manos y pies a la cama. Después debe penetrarte en la posición del “misionero”.
 
3. Azotes
Empieza solamente con la mano y en los glúteos. Tu pareja debe acariciar por algunos minutos la zona antes del primer azote, ya que el objetivo es que con cada golpe la sangre se concentre en el área y la excitación aumente.  La cantidad de “golpes con mano abierta” depende de ti.
 
Realizar la práctica del sadomasoquismo de manera “formal” implica reglas y técnicas que tienes que conocer. Para ello libros como “BDSM: introducción a las técnicas y su significado” de Jay Wiseman, pueden ser tu forma de introducción.


Fuente: Salud180

acerca del autor

Noticia Anterior La Masturbación
Noticia Siguiente Señales que eres insegura al tener sexo

comentarios