En Vivo >>

Una actriz denunció acoso sexual en los castings de Hollywood


(imagen: msn)

Zoe Kazan, nieta del famoso director de cine Elia Kazan, ha sabido ganarse un puesto en el mundo del cine gracias a su talento. Poco conocida en la industria más comercial, poco a poco ha ido participando en grandes producciones como Revolutionary Road, de Sam Mendes y protagonizada por Leonardo DiCaprio, o la infravalorada Ruby Sparks, protagonizada por ella misma y el que es su pareja desde hace diez años, Paul Dano.

Es en el cine indie estadounidense donde la actriz ha conseguido hacerse un hueco, que le ha llevado a protagonizar la comedia romántica The Big Sick. Sin embargo, estar apartada de los focos no le ha evitado sufrir el machismo al que se enfrentan muchas actrices a la hora de conseguir determinados papeles en Hollywood.

"Creo que hay una gran diferencia entre los papeles que le ofrecen (a Paul Dano, su pareja y también actor), comparados con los papeles a los que yo tengo acceso", relataba en una entrevista reciente concedida en The Guardian. Son frecuentes las voces que alerta sobre la cosificiación de la mujer en la meca del cine y la discriminación salarial que sufren.

Pero Zoe Kazan va más allá, para denunciar el acoso sexual al que se ven sometidas las actrices. "Hay mucho acoso sexual en el set. Y no hay departamento de recursos humanos, no tenemos cómo remediarlo", confesaba en la entrevista. "Tenemos sindicatos, pero nadie recurre a ellos para no ganarse una reputación de persona difícil", apuntaba.



"Tengo un montón de amigas que son actrices increíbles con las que muchas veces he hablado de tener que poner 'ojitos de mamada' al entrar en un despacho. Ya sabes, flirtear con un director o un productor". Ofrecer su cuerpo para poder conseguir un trabajo. Increíble pero cierto.

Ahora, su actitud ante este tipo de acoso es diferente. "Estaba en la mitad de mi veintena en ese momento. No me sentía poderosa, sentía que no podía decir nada". Para ella, la situación ha ido mejorando, intentado plantar cara a estas situaciones.

Zoe Kazan no ha sido la única actriz en denunciar una práctica que, desgraciadamente, se está haciendo cada vez más habitual en la industria cinematográfica.

Lena Headey, Cersei en Juego de Tronos, confesó a The Edit haberse enfrentado a una situación de acoso cuando tan solo tenía 20 años y realizaba muchas pruebas de video. "Los hombres se llevan estas cintas a casa, las miran y se dicen: ¿A quién de ellas me voy a follar?", le contestó un director estadounidense.

La actriz de Glow Alison Brie, declaró durante la presentación de la misma, que le pidieron quitarse la camiseta para un papel de la serie Entourage (HBO) que apenas tenía tres frases. Algo sin duda muy necesario para comprobar tus aptitudes como actriz.



Demasiados ejemplos para una situación que no debería ni plantearse en pleno siglo XXI.

Fuente: Zeleb.TV

acerca del autor

Noticia Anterior El hijo de Trump se reunió con una abogada rusa para obtener información negativa de Clinton
Noticia Siguiente Se desprende de la Antártica el gigantesco iceberg que científicos observaban desde hace meses

comentarios