En Vivo >>

Los motivos por los que tenés que dejar de comprar carne barata

 

Varios estudios han demostrado que la carne que se compra a bajos precios no es casi nunca lo que se dice que es.

Avisos de las autoridades sanitarias

De acuerdo, nos pueden dar gato por liebre, nos pueden vender un producto por lo que no es, pero qué pasa si, encima, la ingesta de determinadas carnes puede tener unas consecuencias similares a las de consumir sustancias consideradas como nocivas. El principal foco de preocupación está en las denominadas carnes procesadas.

La agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) ha propuesto incluir a la carne procesada en el grupo 1 de sustancias cancerígenas, el mismo el que están el tabaco, el amianto, el arsénico, la luz solar o el alcohol.

La carne procesada engloba productos como embutidos, carnes enlatadas o salchichas. Se trata de opciones más económicas que las carnes rojas o blancas a las que recurren los sectores de la población más desfavorecidos.

Según la American Cancer Society este tipo de alimentos puede incrementar las posibilidades de padecer un cáncer de colon hasta en un 18%. La presencia de nitratos (sustancias que se utilizan para conservar este tipo de carnes) y procesos como el ahumado o la cocción a altas temperaturas (que genera hidrocarburos aromáticos policíclicos) están detrás de las causas que hacen que debamos prestar particular atención a estos alimentos. Se recomienda, por ello, limitar su consumo a situaciones ocasionales.

 

Fuente: el confidencial

acerca del autor

Noticia Anterior También es posible que comas por estrés, ¡tene cuidado!.
Noticia Siguiente Soluciones naturales para disminuir el aspecto de las cicatrices

comentarios