En Vivo >>

También es posible que comas por estrés, ¡tene cuidado!.

 


(Imagen: Joyous Health)

Los antojos nos llevan a comer por placer y comemos lo que tenemos en mente y se nos antoja en ese momento. En cambio, cuando comemos por estrés no ponemos atención a que es lo que estamos comiendo, la ansiedad es la que nos orilla a hacerlo.

 Un estudio realizado por la Universidad de Harvard, asegura que las preferencias en los alimentos y los famosos “atracones de comida” suceden con frecuencia ante una situación de estrés.

El estrés físico o emocional, aumenta el consumo de alimentos altos en azúcar y grasas

El azúcar genera una sensación de bienestar y crea un efecto de recompensa y los sentimientos se relacionan con esa sensación.

Entre las consecuencias de salud  al comer por estrés se encuentran: Dolor muscular, cambios de humor radicales, complicaciones respiratorias, alteraciones digestivas y cardiovasculares.

Por eso es importante saber controlarse  y dejar de comer por estrés y que mejor sea por placer y con moderación.

 

 

Fuente: salud180

acerca del autor

Noticia Anterior ¿Querés aclarar tu piel? A continuación te decimos como lo podes hacerlo naturalmente.
Noticia Siguiente Los motivos por los que tenés que dejar de comprar carne barata

comentarios