En Vivo >>

¿Ser de carácter fuerte tiene ventajas? ¿cuáles son?


(imagen: fémina)

Una nueva teoría argumenta que el estado de ánimo surge de las experiencias y puede ayudarnos a la rápida adaptación al entorno.

De acuerdo a la nueva teoría, del University College London, conforme las personas aprenden de las experiencias que son afectadas por el temperamento, sus expectativas vienen a reflejar no sólo las gratificaciones asociadas con cada estado en particular, sino también cambios recientes en la disponibilidad de recompensas en su entorno. De ésta forma, la existencia del estado de ánimo nos permite aprender a tomar en cuenta el impacto de lo factores ambientales generales.

Los investigadores aseguran que el efecto del temperamento debería resultar útil cuando distintas fuentes de recompensa están interconectadas o poseen un impulso subyacente. Esto podría ser el caso en el mundo moderno, conforme el éxito de la adquisición de habilidades, recursos materiales, estatus social e incluso pareja pueden afectarse entre sí.

El equipo de científicos notó que el estado de ánimo positivo o negativo maximiza su utilidad al persistir hasta que las expectativas están en concordancia absoluta con los cambios en las recompensas. Esta podría ser la razón de por qué la felicidad eventualmente regresa a un nivel básico incluso después de un cambio significativo de las circunstancias, incluyendo ganar la lotería.

Por ejemplo, un estado de ánimo negativo persistente puede causar que una persona perciba los resultados subsecuentes como peores de lo que realmente son, derivando en una espiral descendente. Esto puede convertir el estado de animo en una ‘autoprofecía’ y derivar en episodios depresivos. Por lo tanto, al definir una función potencial del humor y describir el proceso de aprendizaje detrás de éste esta teoría podría ayudarnos a entender mejor las causas de los trastornos emocionales.

Debido a que las emociones tienen un gran impacto en nuestras vidas, es probable que se les haya conferido una ventaja competitiva significativa a través del curso de la evolución. Ser temperamental en ocasiones puede ser un pequeño precio por la habilidad a adaptarse rápidamente cuando nos enfrentamos a cambios en nuestro entorno.

Los resultados han sido publicados en el diario Trends in Cognitive Science.

Funete: Muyinteresantemx

acerca del autor

Noticia Anterior Sus padres decidieron rezar por él en lugar de llevarlo al médico y todo terminó muy mal
Noticia Siguiente Cinco errores de belleza que debés evitar en el 2017

comentarios