En Vivo >>

"Mi novia es stripper": tres hombres cuentan cómo es la vida a su lado ¡IMPACTANTE!

 


(iMAGEN: wikihow)

¿Tendrías una relación sería con una chica que bailase para otros en clubes? ¿Te pondrías celoso? Tres hombres que han salido con strippers cuentan cómo es o fue su noviazgo.

1-"Mi forma de verlas cambió radicalmente"

Comenzaremos por Adrián (nombre ficticio). Salió con una stripper unos 8 meses. Se conocieron a través de amigos en común. Él confiesa que al comenzar con ella no sabía a qué se dedicaba, sino que lo descubrió a las dos semanas, cuando ella decidió contárselo. "Vi la preocupación en sus ojos. Al principio estaba un poco dubitativo, de seguir con ella o no", asegura.

Aunque Adrián no estaba muy seguro de continuar su relación con ella, al final siguieron por un tiempo. De hecho, en una ocasión él fue a verla actuar, algo que dejó a la joven "aturdida", pues se acercó y le preguntó que qué hacía allí. "Le dije que era mi forma de mostrarle mi apoyo. Ella me besó, pero no bailó para mí". Cabe destacar que aquella no era la primera vez que el susodicho acudía a un club de bailarinas. Pero su forma de verlos cambió a raíz de conocer a su ya exnovia: "Pasé de ver el negocio como una cultura despreciable, casi de burdel".

En la cama les fue bien, ya que les era fácil hablar de sexo. La comunicación funcionaba bien entre ellos, pero a él no le gustaba oír historias del trabajo de su chica porque "normalmente eran muy negativas" y se "sentía mal por ella". Me contó que sus compañeras eran muy tóxicas, y que había que andar con cuidado para no dañar ningún ego.

2-Me gustaba que fuera bailarina; era sexy"

Jorge, nombre ficticio, es el protagonista de la segunda historia. Conoció a su todavía novia stripper en la escuela, o sea de bien jovencitos. No sabía a qué se dedicaba realmente la chica, pero una noche ya lo intuyó. Ella le preguntó "¿qué pensarías si yo, hipotéticamente, comenzase a trabajar de stripper?". Jorge le dijo que no le importaría demasiado. No obstante, la fémina no volvió a sacar el tema a relucir. Cabe destacar que él sabía que su novia trabajaba jueves y viernes como camarera, pero nada más. Más tarde descubrió a qué se dedicaba realmente.

Aunque nunca fue a verla actuar, no concibe la profesión como algo negativo. De hecho, se convirtió en "algo muy sexy" que a menudo forma parte de su juego sexual. "A menudo nos montamos fantasías con ello, y nos gusta mucho a los dos". Ella baila para su chico en privado, y a él le encanta: "Es muy buena".

La pareja no estableció límites en su relación, pero a Jorge le ponía muy celoso el trabajo de su chica. Le dijo que lo dejase, ya que "no estaba cómodo con la situación". ¿Consejos a futuros novios de strippers? "La comunicación es un asunto primordial. Piensa si la situación te hace sentir cómodo y seguro. Si no, podéis negociar términos y condiciones. No te castigues mucho si desapruebas ese trabajo. Sólo sé amable y habla con ella".

3-"Me parece emocionante salir con ella"

Carlos, tercer y último entrevistado, también sigue actualmente con su novia, stripper. Se conocieron en la universidad hace unos dos años. Cuando comenzaron a salir ella no era bailarina de clubes, sino modelo. La chica fue sincera con él en todo momento, y cuando le dijo que pensaba trabajar como stripper no le hizo mucha gracia. "Me pilló desprevenido. No estaba del todo convencido con la idea, pero ella me dijo que iba a respetar nuestra relación por encima de todo. Le dije que iba a apoyarla, y que estaría a su lado fuera cual fuese su decisión".

Nunca ha visto a su chica en acción, a pesar de que ella le invita insistentemente. Pero ojos que no ven... "No voy porque soy muy celoso, y porque realmente no creo que sea una buena idea".

 

Fuente: Elconfidencial

acerca del autor

Noticia Anterior Encuentran “monstruo marino con rastas” en Nueva Zelanda
Noticia Siguiente Las increíbles fotos a simple vista de la imponente Vía Láctea sobre nosotros

comentarios