En Vivo >>

Lo que debés de hacer que no a la hora de hacerte un tatuaje

 


(Imagen: Vix)

La cara de una persona, mariposas, dragones, nombres o algún símbolo, los tatuajes pueden ser una manera de expresión o de tributo, pueden tener significado o solo ser moda, pero de lo que todos estamos seguros es que son para toda la vida y que aunque se escuche como un cliché, lo barato sale caro muchas veces. Por eso si te quieres hace un tatuaje, acude con una persona certificada.

No acudas a lugares clandestinos:
Parece que en los últimos años los tatuajes se pusieron de moda, tanto que ahora hay lugares informales donde te los pueden hacer y con un costo muy por debajo de lo normal. En tianguis o mercados en donde se pueden ver a hombres con máquinas caseras y sin ninguna medida de salubridad, por muy barato que sea, esto puede afectar tu salud.

Tatúate en el lugar idóneo:
Al respecto el artista plástico y tatuador Oscar Ariza, señala que el lugar idóneo para hacerse un tatuaje es un establecimiento propio para ello, donde el cliente pueda regresar para resolver alguna duda que se le presente durante su sanación. Este debe tener los permisos en regla, principalmente los de salubridad, instancia que pide asistir a cursos de contaminación cruzada, primeros auxilios, además de una licencia para poder ejercer.

Condiciones adecuadas:
Si las condiciones no son las adecuadas, por ejemplo si se está expuesto al polvo en el aire libre es un gran factor de riesgo, porque el instrumental y la tinta van a estar contaminadas.

La tinta tiene que tener un porcentaje de minerales o metales pesados muy bajo, para evitar un daño en la piel, sólo así se puede administrar y no deja ningún daño en la piel. “Todos los pigmentos que usamos están estrictamente cuidados para que sean inyectados en la piel y se puedan administrar y no dejen ningún tipo de daño colateral sino al contrario”, destacó Carlos Manjarrez tatuador profesional.

La tinta:
Si la tinta es de mala calidad puede provocar alguna reacción alérgica, pero con el trabajo que se hace en un estudio certificado no hay ningún riesgo, cuando hay una infección es porque el cliente ha tenido un mal cuidado.

También existe una gran probabilidad de que las tintas provoquen algunas reacciones en el cuerpo sobre todo las de color rojo, por el tipo de sustancia ya que es más extraña al organismo, por lo que existe una reacción de rechazo.

Cuidados adecuados:
Por otro lado la responsabilidad del cuidado va compartida entre el tatuador y el cliente, que en ocasiones no siguen las instrucciones de cuidado.

Cuando se termina el tatuaje se pone una protección de plástico ya que los poros están abiertos y al salir al polvo en el ambiente puede provocar una infección, pero las personas ignoran este hecho y en cuanto su tatuaje está terminado lo exponen al sol. Lo correcto para esto es cuidarlo aproximadamente un mes  que sería el tiempo en que tarda la piel en regenerarse.

La Jefa de Servicio de Dermatología del Hospital Regional Adolfo López Mateos del ISSTE en la Ciudad de México, recomienda que una vez que el trabajo este realizado, no aplicar sustancias irritantes en la zona, tener un buen aseo y no aplicar cosméticos de ningún tipo.

Además de no recibir el sol en la zona del tatuaje para que no haya irritación por la exposición a los rayos solares.

Fuente: sumedico

acerca del autor

Noticia Anterior Beneficios de consumir piña: diurética y desintoxicante
Noticia Siguiente Después de leer esto, no volverás a ver una banana de la misma forma

comentarios